¡Más grande!

Decimos un número y señalamos a un niño para que diga otro más grande. Si el número es mucho más grande podemos pedirle que sea “solo un poco más grande”, para evitar que digamos por ejemplo el 8 y a continuación nos digan 1000. Intentaremos llegar del 0 al 100.

Variantes de esta actividad:

¡Más pequeño!
Igual que el ejercicio anterior pero de forma descendente. Es mucho más complicado.

¡Más grande o más pequeño!
Similar a los anteriores pero iremos alternando.