Edificios equivalentes

Ponemos una regleta en vertical como si fuera un edificio y les hemos de decir que han de construir una ciudad con edificios equivalentes (evitar pronunciar términos incorrectos como “caber”…).

Han de procurar que esos edificios sean únicos, es decir que no se repitan, con lo que obtendremos distintas descomposiciones.

El muro de las regletas

Colocamos una regleta como base (la del 10 por ejemplo) y luego sobre ésta se construye “un muro” pero en el que no puede haber ninguna ventana (huecos), ni puede sobresalir ningún “ladrillo” por los lados.

Este es el primer de los ejercicios a realizar para la descomposición del número pues es una actividad muy intuitiva en la que no hay que dar grandes explicaciones, sólo dar las consignas antes mencionadas.

Pintar círculos

Pintar de distintos colores tres filas de cinco círculos, de forma que no se repitan las filas. Podemos decirles qué colores utilizar.

Pintar rectángulos

Hacer descomposiciones a partir de rectángulos plasmados en una ficha en la cual han de descomponerlos coloreándolos.

Regletas

A partir de un número que les digamos, que no sea demasiado grande como el 5 ó el 6, situar esa regleta sobre la mesa y decirles que debajo han de colocar un grupo de regletas de manera que en total sean igual de largas que la de arriba, pero con más de una.